Detente

Federico Ozonan:

Fundador de las Conferencias de San Vicente de Paúl: “Aquí es preciso reconocer uno de los caracteres de la España católica: la caridad al lado de la grandeza. El Cid aplastó a los sarracenos, pero hizo sentar a un leproso a su mesa, acostándole en su propio lecho.
Las abadesas de las Huelgas reinan tras las rejas que no se abren sino para las cabezas coronadas; pero las puertas de su Hospicio jamás se cerraron para los pobres”.