La flagelación de Jesucristo atado en la columna

Padre Martínez Cano, m.C.R.

* Ninguna nación ha superado la obra evangelizadora de España. Seguiremos evangelizando a pesar de nuestros enemigos.

* El hombre es limitado. El entendimiento no ve muchas verdades. Seamos humildes. Vivamos en la verdades reveladas por Dios.

* Somos hijos de Dios por la gracia. Nuestra realización personal es vivir santamente. Como quiere y manda nuestro Padre Celestial.

* La ONU, UNESCO, MASONERÍA… no creen en la vida sobrenatural. “No hay Cielo ni infierno”. Recemos mucho. Dios se valdrá de nuestras oraciones para salvar almas.

* Se ven personas que sólo se preocupan de sí mismas. Solo eligen lo que les gusta. Un misionero católico va al fin del mundo para dar gusto a Dios y amar al prójimo.

* Santo Tomás dice: “El hombre no se ordena a la comunidad política en todo su ser y todas sus cosas… pero en todo lo que es el hombre, puede y tiene, se ha de ordenar a Dios”.

* ¡Cómo está la Iglesia, Dios mío! A este Iglesia tenemos que amar. Es verdad lo del humo de Satanás. También es verdad que la Iglesia es Santa. Por eso intenta destruirla Satanás.

* “La primera -y quizá la única- política mundial que aparece en la Historia humana es la política española del siglo XVI… porque la esencia misma del alma hispánica destinada providencialmente a España a de ser la primera en practicar esa política” (García Morente).