Junto a la Cruz de Jesús, estaba María su Madre