Jesús de la Divina Misericordia y La Virgen María

François Vallançon

«Bien sabido es que la humildad no es la virtud por excelencia de los filósofos, ni de los universitarios, ni siquiera de los hombres en general, ni por lo tanto de los juristas».

Individuo-rey

“En estos tiempos en que la legislación y los proyectos gubernamentales se alejan cada vez más de lo justo y del bien común, acelerando la descomposición de nuestro pueblo y de nuestra civilización, se plantea de nuevo con intensidad la cuestión del rechazo a colaborar con el mal y las modalidades de resistencia. De los derechos transgresores en beneficio del individuo-rey es, al mismo tiempo, cada vez más estatista, con un Estado que no interviene donde debe hacerlo y, por otro lado, interviene donde no debería. Con el pretexto de la lucha contra el islamismo, el proyecto de ley sobre el fortalecimiento de los principios de la República anuncia graves restricciones a la autonomía institucional de la Iglesia, al respeto al culto divino y a las libertades de educación y asociación” (Joël Hautebert)

Neocetecumenales

«El Camino Neocatecumenal es un movimiento como puede ser la Renovación Carismática que dan más importancia a los carismas del Espíritu Santo y a la alabanza; como puede ser el Opus Dei que da más importancia a la santificación de la vida cotidiana; como puede ser Comunión y Liberación que da más importancia a la dimensión intelectual de la fe, hay muchos movimientos distintos y cada uno acentúa una cosa. El Camino acentúa la importancia de la pequeña comunidad y la centralidad de la Palabra», explica detalladamente el P. Jesús.

Estado islámico

“Desde 2017, Mozambique se ve desbordado por atentados yihadistas. Las verdaderas intenciones de las unidades terroristas locales se desconocen, pero los observadores sospechan una mezcla de intereses económicos, políticos y religiosos. El 10 de marzo, el gobierno estadounidense clasificó al grupo como una rama del “Estado Islámico” (EI) y como una organización terrorista global e impuso sanciones. Sin embargo, dada la impenetrabilidad de los protagonistas y sus patrocinadores, es poco probable que tales medidas surjan mucho efecto. Según medios de comunicación estadounidenses, los testigos informan de decapitaciones masivas y de una violencia inimaginable contra la población civil” (InfoCatólica).

¿Cómo diablos ha podido suceder?

«Cada año se matan (más niños) en los Estados Unidos que personas murieron en los cinco años que existió el campo de exterminio de Auschwitz. Año tras año, tras año. Y no pasa nada. Y además de eso, recientemente hemos elegido a un Presidente católico. Es católico, está bautizado, es de la familia. Acabamos de elegir a un Presidente católico que se opone diametralmente a todos los principios morales básicos que proclama la Iglesia Católica. No solo el aborto y la santidad de la vida, humana, sino también la santidad del matrimonio y las tolerancias esas del género. ¿Cómo diablos ha podido suceder? ¡Un católico! Os diré que, si no fuera católico, probablemente yo no estaría tan molesto. Es miembro de mi familia. Es el hombre más poderoso del mundo y se opone absolutamente al entendimiento básico de que Dios es el autor de la vida” ¿Cómo diablos ha podido suceder? (Bruno – InfoCatólica).

Negar la soberanía de Cristo

“La locura es conocer a Cristo, conocer la Verdad, y traicionar a nuestro Señor y negarlo. La locura es negar la soberanía de Cristo, verdadero Rey y Señor de nuestra vida personal, pero también de la Historia y la sociedad. Por eso todas las leyes debería contribuir a que todas las almas se salven, a que todo hombre alcance el fin para el que ha sido creado: el Cielo. Eso es lo que llamamos «bien común». Y todas las leyes que vayan contra la ley de Dios van en contra del bien común y, por lo tanto, deben ser combatidas porque son leyes inicuas. Y nosotros debemos obedecer a Dios antes que a los hombres y combatir el mal” (Bruno – InfoCatólica).

La infección del Liberalismo

“La Iglesia Católica ha sufrido en los últimos cien años la infección del Liberalismo. El humo de Satanás que se coló por las rendijas de la ambigüedad calculada. Y así, sin que nos diéramos cuenta, la pandemia liberal ha emponzoñado la verdadera doctrina hasta desfigurarla. Doctrina, liturgia, moral… Una parte importante de la Iglesia se ha contagiado de esta peste liberal y camina hacia su propia destrucción. Esa falsa Iglesia Liberal ha traicionado a Cristo y se ha convertido en una ramera que se ha vendido a los amos de este mundo” (Bruno – InfoCatólica)