mojonesMontserrat

Director espiritual

“Oh, qué grande es la gracia de tener al director espiritual. Se progresa más rápidamente en las virtudes, se conoce más claramente la voluntad de Dios, se la cumple más fielmente, se avanza en un camino cierto y seguro. El director espiritual sabe evitar las rocas contra las cuales [el alma] podría estrellarse. Dios me concedió esta gracia más bien tarde, pero gozo de ella mucho, viendo como Dios consiente los deseos del director espiritual.” Santa Faustina Kowalska, Diario de Santa Faustina Kowalska, nº 331.

Cumbre de inspiración

“Francisco Salcillo, que, en un siglo como el XVIII, de completa decadencia artística, aislado por su fe ardiente y amor a la pródiga naturaleza de su tierra, realista y místico a un tiempo, como la raza española, le lleva a la cumbre de la inspiración en el Beso de Judas, que pone frente a frente la traición cobarde a la majestad divina, y en la Oración del Huerto, que pone en el rostro exangüe del Redentor todos los dolores humanos, y en el del Ángel, la luz de lo sobrenatural y de las supremas esperanzas.” Juan Vázquez de Mella, El Verbo de la Tradición, p. 66.

La batalla del Ebro

“La respuesta republicana, una vez , desechada la opción defendida por el general Rojo de atacar en Extremadura para recuperar Andalucía que se encontraba poco guarnecida, fue una ofensiva que pretendía atravesar el , río Ebro para reunificar el territorio republicano. La Batalla del Ebro, que costaría 20.000 vidas y que terminaría dejando herido de muerte al ejército republicano tras cinco meses de combates. El final de esta batalla, en noviembre de 1938, dejó paso libre hacia Cataluña, que terminaría siendo ocupada por los nacionales con su llegada a los pasos fronterizos pirenaicos el 10 de febrero. El resto de la guerra, hasta el i de abril de 1939, fue una sucesión de escaramuzas y negociaciones hasta la caída de Madrid el 28 de marzo y la toma de los puertos del Mediterráneo tras la caída de Alicante.” Juan E. Pflüger, www.gaceta.es, Revista Empenta, nº 99 (2º Trim 2015), p. 32.

Lo más irracional

“Como en la fábula del lobo y el cordero de Fedro, lo que cuenta es la capacidad de imponer el propio querer, incluso absurdamente, esto es, no sólo sin argumentos sino contra toda razón y aun contra las leyes (incluso las físicas) de la naturaleza. Esta es la ratio de la legitimidad de la soberanía que todo lo justifica porque todo lo puede. La legitimidad como efectividad es el más bárbaro de los criterios, la más irracional de sus justificaciones, la pretensión más inhumana del y en el ejercicio del poder.” Danilo Castellano, Revista Verbo, nº 535-536, mayo-junio-julio 2015, p. 522.

Crecimiento económico

“En segundo lugar, es necesario destacar la disyuntiva abierta entre los aspectos político y económico de la inmigración, una disyuntiva en que razones económicas pretendidamente técnicas deben imponerse a la discrepancia y al control democrático. Así, para Mckinsey & Co, aunque el aspecto político de la inmigración «puede ser una cuestión política polémica», la dimensión de «crecimiento económico» claramente compensa.” Eduardo Arroyo, Revista Razón Española, nº 196, Marzo-Abril 2016, p. 211.

Mirari vos

“DiéronseIe las terrible contiendas entre realistas y constitucionales, que mutuamente se designaron desde luego con los apodos de serviles y liberales. De España se extendió a toda Europa esta denominación. Pues bien; en lo más recio de la lucha con ocasión de los primeros errores de Lamennais, publicó Greigorio XVI su Encíclica Mirari vos, condenación explícita del Liberalismo, cual en aquella ocasión se entendía y predicaba y practicaba por los Gobiernos constitucionales.” Félix Sarda y Salvany, El Liberalismo es pecado, pp. 23 y 24.

Derechos y deberes

“En la concepción clásica que defiende Castellano no hay estado de naturaleza, compuesto por hombres aislados e incomunicados, sino que todos nacen ya en sociedad; tampoco no hay decisión de constituirla. Por lo que los derechos no son absolutos. «Los verdaderos derechos del hombre -escribe- son, sobre todo, ejercicio de sus deberes». Así, se tiene el derecho a la vida o a la libertad porque se tiene el deber de vivir o de ser libre. Como veremos más adelante es este un postulado teorético de Castellano que se apoya en Aristóteles, que habla de los derechos como ejercicio. En cualquier caso, son derechos que provienen de la naturaleza humana y no de la voluntad subjetiva.” Joaquín Almoguera Carreres, Revista Verbo, nº 537-538, agosto-septiembre-octubre 2015, p. 584.