P. Alba

0621-SAN-LUIS-GONZAGAEn presencia de la Santísima Trinidad, de la Santísima Virgen Ma­ría y de los Ángeles y Santos del cielo, y ante mis superiores y hermanos de la Unión Seglar,

PROMETO

Amar a Dios sobre todas las cosas y levantar sobre ese amor toda mi vida, mis pensamientos y mis acciones.

Defender intrépidamente la Fe católica y los derechos de Dios, sin temor a quedarme solo en su defensa, esperando mi fortaleza del Sacramento de la Confirmación con el que fui ungido.

PROMETO

Amar sin reserva a España, mi Patria, la nación de eterna Cruzada, relicario de santidad, sublime escuela de tradiciones.

Entregarme a su servicio, estudiar, conocer y amar su Tradición y trabajar hasta el último aliento de mi vida, para que sea una realidad en ella el rei­nado social del Sagrado Corazón.

PROMETO

Exigirme sin contemplaciones el cumplimiento de mi deber, ser incapaz de pactos con sacrificio del ideal.

Vivir en hermandad con todos mis compañeros y entender la amistad y el amor como el más generoso y noble servicio al ideal.

PROMETO

Vivir con humildad y alegría mi juventud y señalarme por el celo apostólico entre los jóvenes.

Aceptar con gratitud las enseñanzas y mandatos de mis superiores encar­gados de mi formación, y serles fiel, disciplinado y leal.

Enorgullecerme siempre de mi religión, de mi Patria, de mis padres, de mis compañeros del Centro y de ser miembro de la Unión Seglar y de la Asocia­ción Juvenil de la Inmaculada y San Luis Gonzaga.

PROMETO

Honrar la memoria de los mártires de España que ofrecieron su vida por una España católica.

Seguir sus pasos hasta el sacrifico supremo y el martirio si preciso fuera, y lu­char contra las sociedades secretas y la masonería, así como contra el libera­lismo, el socialismo y el comunismo, enemigos del Reino de Dios.

PROMETO

Alimentar mis días con la consigna:

POR CRISTO, POR MARÍA POR ESPAÑA MÁS, MÁS Y MÁS.

Así espero cumplirlo con la gracia de Dios y la maternal protección de la Virgen Santa Ma­ría.