Contracorriente

padre canoManuel Martínez Cano, mCR.

La hermana de un párroco decía que no entendía a las mujeres que aspiran a ser iguales a los hombres. Las mujeres –afirmaba– siempre hemos sido superiores a los hombres. Dicho está. Pero sabía lo que decía. La mujer tiene la misma dignidad que el hombre y virtudes propias. Santa Teresita de Jesús confesaba: “la obra más grande que ha hecho Dios es el corazón de una madre”. Tal como suena. También de la madre espiritual, la Esposa de Cristo, las religiosas y monjas.

Ver la entrada original 285 palabras más