Virgen de LLuc

PATRONA DE MALLORCA

Según la leyenda, un pastor llamado Lucas (Lluc en catalán), la encontró en un valle en Escorca, en plena Sierra de Tramuntana. Es una talla de madera oscura que representa a la Virgen María con el Niño Jesús en los brazos. El Niño sostiene un libro con las iniciales Alfa y Omega, que recuerdan que Cristo es “principio y fin”. María señala a su Hijo como Camino, Verdad y Vida.