Montserrat

Extremistas

San Juan EvangelistaNo se debe confundir la Ética y la Política con la Geometría. Esta grave tergiversación tiene lugar cuando se parte del principio de que uno está situado en el centro y, en consecuencia, debe adoptar una actitud intermedia entre las que se supone ocupan posiciones laterales, posiciones que, por hallarse en los “extremos”, son calificadas sin mayor análisis de “extremistas” respecto a la posición equilibrada del centro. Esta burda interpretación geométrica de la vida ética y política posee una fuerza estratégica temible, sobre todo en épocas inclinadas a confundir la decisión con el fanatismo y más dispuestas a pactar que a defender en diálogo sereno las propias convicciones. (Alfonso López Quintás – Manipulación del hombre en la defensa del divorcio)

Sectarios del liberalismo

Sobre esto le habíamos oído decir a persona de gran jerarquía hoy en la Iglesia de Dios: “¡Nada con liberales; no frecuentéis sus casas; no cultivéis sus amistades!” A bien que antes lo había dicho ya de sus congéneres el Apóstol: Ne commiscemini: “No os relacionéis con ellos” (1 Corinth. V, 9). Cum hujusmodi nec cibum sumere: “Con ellos ni sentarse a la mesa”. (Ibid. V, 11). ¡Horror, pues a la herejía, que es el mal sobre todo mal! En país apestado lo primero que se procura es aislar. ¡Quien nos diese hoy poder establecer cordón sanitario absoluto entre católicos y sectarios del Liberalismo! (Sardá y Salvany – El liberalismo es pecado)

La política

Estamos ahora en condiciones de responder qué es la política. Fiel a la disposición metafísica que anima su obra, Danilo Castellano da una respuesta que no es fenomenológica o sociológica ni deudora de una teoría o una ideología, pues no se trata de la invención de una verdad sino de expresar la verdad objetiva, intrínseca a la política, la verdad que representa su esencia (que es su fin y su norma), esto es: su concepto. (Juan Fernando Segovia – Verbo)

El Estado omnipotente

¿Y qué hicieron con esa unidad los centralistas del liberalismo? El absolutismo de Gabinete, la oligarquía parlamentaria, rompió la unidad de creencias, separó a los españoles por abismos de ideas contradictorias y por ríos de odio. Separó lo que estaba unido. Estableció el divorcio donde brillaba la unión indisoluble. Pero, en cambio, mientras se rompía todo el vínculo religioso y moral, se apretaba con cadenas y grilletes a todas las personas colectivas sujetándolas con cadenas administrativas y económicas al carro del Estado omnipotente. (Juan Vázquez de Mella – El Verbo de la Tradición)

Gramsci y Mussolini 

Mussolini ve en la revolución un fracaso económico; Gramsci, un error histórico. Mussolini observa que Lenin, al destruir el capitalismo ruso, tiene que ponerse en manos del capitalismo cosmopolita. Gramsci observa que la “hegemonía”, presunto concepto leninista, degenera en dictadura por haberse puesto lo económico por delante de lo espiritual. (Aquilino Duque – Razón Española)

Lo adoré

Una noche, cuando desde mi celda miré al Cielo y vi un espléndido firmamento sembrado de estrellas y la luna, de repente entró en mi alma el fuego de amor inconcebible hacia mi Creador, y sin saber soportar el deseo que había crecido en mi alma hacia Él, me caí de cara al suelo humillándome en el polvo. Lo adoré por todas sus obras y cuando mi corazón no pudo soportar lo que en Él pasaba, irrumpí en llanto. Entonces me tocó el Ángel Custodio y me dijo estas palabras: El Señor me hace decirte que te levantes del suelo. Lo hice inmediatamente, pero mi alma no tuvo consuelo. El anhelo de Dios me invadió aún más. (Santa María Faustina Kowalska – Diario – La Divina Misericordia en mi alma)

Ignorancia de la Historia

Hoy en día nos enfrentamos a una lamentable ignorancia de la historia, a menudo favorecida por quienes tienen el control de la sociedad. Es evidente que no puede haber civilización si no hay memoria, de modo que -para ser operativo- el conocimiento histórico debe formar parte de la experiencia vivida por la comunidad y no limitarse al recuerdo de sucesos del pasado que no tienen incidencia alguna sobre la vida contemporánea de la comunidad. (Mons. Ignacio Barreiro Carámbula – Verbo)