Isabel

Crisis universitaria

Jesús y su MadreCasi al mismo tiempo, aunque sus orígenes podrían remontarse a la crisis universitaria de 1956, se fue desarrollando un amplio movimiento de disidencia intelectual y política, protagonizada la mayoría de las veces por antiguos falangistas y franquistas, como Pedro Laín Entralgo, Antonio Tovar, Dionisio Ridruejo, José Antonio Maravall, José Luis López Aranguren, etc. (Pedro Carlos González Cuevas – RAZÓN ESPAÑOLA)

La mujer

Edith Stein

Seguir un camino femenino, que está en contradicción con la propia naturaleza esto es algo que apenas se puede soportar desde la fuerza natural sin que la naturaleza y sin que el alma sufra perjuicio por ello. A lo sumo con ello llevarán una cansada resignación, en general con amargura y rebelión contra su “suerte” con la fuga a un mundo ilusorio.

La oración

En este libro podemos ver cómo el cardenal Sarah es un auténtico hombre de oración: “(La oración) es el momento invaluable durante el cual todo se hace, todo se regenera y Dios actúa para configurarnos hacia Él”. Al orar “debemos permanecer en silencio para permitir que el Espíritu Santo hable, y escuchar cómo suspira e intercede en nuestro nombre”. Debemos otorgar a Dios la libertad necesaria para que pueda expresarse a través de nuestro silencio: “Nuestra configuración en Cristo se realiza a través de una intensa vida de oración, de adoración y de contemplación silenciosa. Sin oración, un sacerdote corre el riesgo de sucumbir al activismo, a la superficialidad o la mundanidad”. (Ignacio Barreiro – VERBO)

Acude a Mí (97)

Pero para libertarnos de los castigos merecidos y dispensarnos sus gracias quiere ser rogado. La oración suspende el castigo y solicita el perdón. ¡Tan grandes son las promesas que hace Dios a quien le invoca! Acude a mí, dice el Señor, y yo te salvaré de todo mal. Pídeme y serás oído. Pedid cuanto queráis y os será concedido. Una sola es la oración, decía Teodoreto, pero ella es capaz de alcanzar todas las gracias. Y entendamos que cuando pedimos y suplicamos cosas útiles a nuestra eterna salvación no son obstáculo nuestros pecados para impedir lleguen a nosotros las gracias que solicitamos. (Jaime Solá Grané)

Destrucción de los gremios

Si bien “el primer gran golpe (a la distribución de la propiedad) fue la destrucción de los gremios, junto con la confiscación de la propiedad cooperativa en todos los países transformados por la Reforma”, de cuán antagónica es la organización corporativa con el paradigma liberal es ejemplo la ley Le Chapelier (1791), que abolió y prohibió a los profesionales de todas clases asociarse. (Javier de Miguel – VERBO)

Liberalismo y familia

El liberalismo tiene que ver con toda la vida social. Al proclamar que la libertad es el valor exclusivo, por encima de la verdad y de la moral, ha desencajado toda la vida social. El liberalismo destruye la unidad conyugal, la autoridad educativa de los padres, o sea, pulveriza la familia. (Mn. José Ricart Torrens – CATECISMO SOCIAL)

Objetividad y subjetividad

Subjetivismo, para Sartre, tiene dos sentidos. “Subjetivismo, por una parte, quiere decir elección del sujeto individual por sí mismo, y por otra, imposibilidad del hombre de sobrepasar la subjetividad humana. El segundo sentido es el sentido profundo del existencialismo”. Este subjetivismo radical de indudable corte cartesiano es fundamental para entender la moral sartreana. El filósofo francés afirma que es en esa subjetividad, y sin salir de ella, donde se constituye la vida moral del hombre, pues es en ella que el hombre se elige. (José Luis Widow Lira – VERBO)