Sin título

D. Julián Blázquez Chamorro
A. A. de Ávila

“Nuestra oración confiada en verdad, se hace más fácil cuando acudimos a la justicia misericordiosa de Dios con el aval de una vida claramente religiosa como ha sido la de Francisco Franco. ¿Cómo no ha de sernos grato recordar ante el Señor que este hijo suyo le confesó sin temor ante los hombres?… ¡Cuántas veces en su palabra encontró el pueblo español el recuerdo explícito de Dios, de su Providencia, de la confianza en su ayuda, de la seguridad de su auxilio en momentos decisivos…! Su vida de hombre público consagrado al servido de la patria, su vida familiar, su vida personal ha llevado siempre el signo de un comportamiento de sincero creyente”.

Producciones Armada
Tenerife