El Consiliario

María abrazada al Niño Jesús* La enemistad de los hijos de Satanás contra los hijos de María Santísima es implacable ¡No se santifica hasta el derramamiento de sangre. Contamos los mártires de la Iglesia por millones!

* San Pablo escribe a los Efesios: «Realizando la verdad en el amor, hagamos crecer todas las cosas hacia Él que es la cabeza». Sin amor y verdad, se anda por los anchos caminos de la perdición.

* Jesús dijo a sus discípulos: «Ahora sentís tristeza; pero volveré a veros y se alegrará vuestro corazón y nadie os quitará vuestra alegría». Seamos discípulos de Jesús y seremos felices y alegres eternamente.

* Un buen hombre, transportista, me ha dicho: «Yo tenía un hijo y decidimos no tener más». Un compañero le dijo: «No cometas el mismo error que yo. Cuando muráis, él se quedará solo». Hay que tener más hijos, más familia.