Cerro de los Ángeles

P. Manuel Martínez Cano, mCR.

Estuve celebrando el Centenario de la Consagración de España al Corazón de Jesús en el Cerro de los Ángeles. Todo el tiempo atendiendo confesiones.

A uno de los voluntarios, le dije: “Te estás ganando el Cielo”. Me contestó: “Padre, estoy expiando los pecados de mi vida pasada”.

En el palomarcico del Cerro de los Ángeles, las Carmelitas descalzas, están orando y sacrificándose por todas las almas. Entre ellas nuestra María Ángeles. Y en el palomarcico de la Aldehuela, nuestra María Lourdes. Y diecinueve Carmelitas más en toda España.

Santo Padre, reconquistaremos el mundo para Cristo. A las órdenes de María Santísima, Capitana General de los Ejércitos de Dios. “Id por todo el mundo”, nos dijo nuestro Señor Jesucristo. Nuestra misión es la salvación eterna de las almas. Nuestro ideal es establecer el Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo en todo el mundo.

¡Viva Cristo Rey! ¡Viva María Reina!