El Consiliario

María adornada de flores* Dios enseña el camino que lleva al Cielo mediante la ley moral que debemos cumplir libremente. La autonomía de la conciencia es satánica.

* Los futuros esclavos -ya los hay- no arrastrarán cadenas ni recibirán latigazos. Les programarán la inteligencia y la voluntad para estar siempre sometidos a sus amos.

* El demonio hace creer a los endemoniados que son los amos del mundo. Son los que sufrirán eternamente, si no se convierten y viven como enseñó nuestro Señor Jesucristo.

* A mí se me había olvidado. Si a usted le ha pasado lo mismo, lea: “En tiempos de Santo Tomás de Aquino la Ciencia creía que la vida podía generarse espontáneamente de la materia”.

* La barca en la que iban Jesús y sus discípulos desaparecía entre las olas. El Señor dormía, le despiertan gritando: “¡Señor, sálvanos, que perecemos!”. Jesús les dijo: “¿Por qué tenéis miedo, hombres de poca fe?”. No tengamos miedo. La barca de Cristo, la Iglesia Católica, la protege Dios Espíritu Santo y María Santísima, Madre de la Iglesia. ¡Combatamos los nobles combates de la fe!