El Párroco

Consagración del Cuerpo de Cristo y Cielo abierto* Sin políticos santos, la política va hacia la tiranía, la anarquía y la demagogia.

* Sin Dios no hay verdad. Dios hecho hombre en las purisimas entrañas de la Virgen María, la Niña Hermosa de Nazaret, dijo: “Yo soy la Verdad”.

* Dios es amor y nos ama infinitamente. Si nosotros amamos a Dios, nunca le ofendemos con el pecado mortal. Quién vive en estado de pecado mortal no ama a Dios. Está ofendiéndole continuamente.

* Lo he dicho varias veces, Jesucristo dijo siempre la verdad. Y cuando tachaba de: “hijos de Satanás, raza de víboras, generación perversa”, decía la verdad. El “buenísmo” dice cosas bonitas que no son verdad.

* Por experiencia personal, conocemos nuestra naturaleza caída. Nuestra tendencia hacia el mal, al pecado. A mi entender, la corrupción de nuestros días, está influida fuertemente por Satanás y sus secuaces. Estos endemoniados sufrirán eternamente en el infierno si no se convierte.