Jesús ofreciendo Su Cuerpo Sacramentado

 

 

La fe es ayuda para la vida. Necesaria como el aire y la comida. A veces no la expresamos, nos avergonzamos de ella, la separamos de nuestra vida y se debilita. Cristo lo arriesgó todo por nosotros. ¿Y yo qué estoy dispuesto a ofrecer?