Padre Martínez Cano, m.C.R.

María y Espíritu Santo* A libertarios y libertinos – Clérigos y seglares: La Ley divina, la Ley moral, no disminuye la libertad del hombre. Le enseña a usar la libertad con perfección.

* El comunismo se fundamentaba en la “lucha de clases”. La democracia es la lucha de partidos políticos. Siempre lo mismo: Lucha de hombres contra hombres.

* Tengo la sensación de que el tiempo no existe. Existimos las personas. Y viviremos siempre. Eternamente felices en el Cielo o eternamente sufriendo en el infierno.

* Es verdad que el hombre se ha divinizado a sí mismo. Pero ¿que hombre? ¿El que vive en las entrañas de su madre y lo descuartizan? No. El hombre autodivinizado es el satánico.

* Gracias padre Javier Olivera Ravasí por su extraordinario artículo sobre Fátima. Léanlo. Les hará mucho bien. (INFOCATÓLICA)

* “Vosotros, los católicos, estáis alienados, vuestra religión os despersonaliza”; dicen los tontolinos coetáneos. Están endemoniados. El diablo les ha encadenado el entendimiento.

* En la Sagrada Escritura encontramos muchos textos que refieren pecados que excluyen del Reino de los Cielos: “¿No sabéis que los injustos no poseerán el Reino de Dios? No os engañéis: ni los fornicadores, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los sodomitas, ni los ladrones, ni los avaros, ni los beodos, ni los maldicientes, ni los rapaces poseerán el Reino de Dios” (1ª Cor 6, 9-10).