El Párroco

Niña besando Crucifijo* Nos han dicho que el “secreto” masónico es tan secreto que nadie lo sabe: También se ha escrito que masonería y satanismo es lo mismo.

* Tomen nota los que se dan por entendidos y sabiondos. Dos de los pecados más veces condenados en la Sagrada Escritura son la idolatría y la usura. Y en eso estamos.

* El sacerdote Jorge López Teulón nos ha dicho que son 1.915 los mártires españoles de los años treinta del siglo pasado, elevados a los altares. De niño vino a los campamentos del Padre Alba.

* Un amigo de toda la vida me ha dicho, embelesado ante el bosque: “¡cuánta belleza hay en esos árboles!” Sí, le contesto. Pero tu esposa y tus hijas son infinitamente más bellas”. Es verdad, responde.

* “Esta es la única vida verdadera, la única vida feliz: contemplar eternamente la belleza del Señor, en la inmortalidad e incorruptibilidad del cuerpo y del espíritu” (San Agustín). ¡Vamos a ser felices eternamente!

* (En 1910, al conmemorar el centenario de Balmes): “De España, pueblo “engañado mil veces por gárrulos sofistas empobrecido y desolado, emplea en destrozarse las pocas fuerzas que le restan. Corriendo tras vanos trampantojos, hace espantosa liquidación de su pasado, escarnece cada momento las sombras de sus progenitores, huye de todo contacto con su pensamiento. Reniega de cuánto en la historia le hizo grande, arroja a los cuatro vientos su riqueza artística y contempla con ojos estúpidos la destrucción de la única España que el mundo conoce, de la única cuyo recuerdo tiene virtud bastante para retardar nuestra agonía” (Menéndez Pelayo).