Niño Jesús - Gloria in excelsis DeoEl hombre busca la eternidad por medio de la ciencia pero la eternidad sólo nos la da Dios. Llegará un tiempo en el que viviremos eternamente con Él.

En el mundo posmoderno la eternidad se ha convertido en un asunto comercial. En el mejor de los mundos la caridad desaparecerá, porque todo el mundo será fuerte y sano. Un infierno en la tierra.

La Iglesia no tiene derecho a ser mediocre. Si se niega a denunciar los sueños prometeicos de nuestro tiempo, falta gravemente a su misión divina. Si no pone ningún remedio a las derivas transhumanistas, traiciona a Cristo. Si se adapta a los tiempos se aleja de Dios. El peligro es grave.

 (…) Hay que escuchar a Dios. Aceptar nuestra finitud. A través de la Encarnación, Cristo nos enseña que el camino de la felicidad no consiste en negar nuestra condición de criatura. No: Él ha venido a encarnarse. Él nos enseña el camino. Él es el hombre perfecto. Y no ha querido prescindir de ninguno de los límites de nuestra condición humana. (…) Cristo nos enseña que la misma muerte puede dar paso a la vida eterna si la aceptamos. La ideología transhumanistas está inspirada por la triste tentación de imitar la Resurrección. Solo Dios hecho hombre puede vencer la muerte.

Cardenal R. Sarah, Se hace tarde y anochece, p. 265-266