El Consiliario

Cátedra de San Pedro Apóstol* Un hombre libre es aquel que no se deja arrastrar por las pasiones desordenadas.

* Se desprecia la Ley de Dios. Y al mismo tiempo, se afirman que se deben cumplir todas las leyes democráticas.

* La Iglesia enseña y juzga a la luz del Evangelio. No puede ser neutral. No puede contentar a todos. No debe tener miedo.

* Dios no estorba. Dios es absolutamente necesario. Los que lo desprecian van camino del infierno. Recemos para que se conviertan.

* Chesterton reconoce que: “Era pagano a la edad de doce años, y agnóstico total a la edad de dieciseis años”. La gracia de Dios le convirtió en uno de los grandes católicos del siglo XX.

* “El único ecumenismo posible es la conversión de todos los herejes a la única fe verdadera que es la que proclama la Santa Iglesia Católica. No caben transacciones, consensos ni negociaciones entre la verdad y el error” (José Luis Aberasturi).

* “Tales programas eclesiásticos oficiales dan la bienvenida como “normalidad” católica a lo que San Pablo llama “pasiones infames” por las cuales comenten “acciones indignas” y contra las cuales “se revela del Cielo la ira de Dios” (Romanos 1, 18-27s.). ¡Qué confusión! (Cardenal Cordes).

* Santa Teresa de Calcuta dijo que: “La mayor pobreza del mundo es que hay mucha gente que no se siente amada”. Y no solo entre los pobres más pobres. Hay quiénes no se sienten amados en la propia familia. Padres que no se sienten amados por los hijos. Hijos que no se sienten amados por los padres… San Juan nos dice que Dios es amor. La fuente viva de donde mana todo amor. Vivamos para Dios y amemos al prójimo.