Pilato y Jesús con Barrabás

Padre Martínez Cano, m.C.R.

* “No me arrepiento de haberme entregado al Amor” (Santa Teresita del Niño Jesús, momentos antes de morir).

* Cuando le preguntaban a Chesterton por qué se había convertido al catolicismo, contestaba: “Para librarme de mis pecados”.

* Para mantener sanos nuestros cuerpos comemos varias veces al día. Para mantener sanas nuestras almas, para ser santos, debemos rezar varias veces al día.

* El Laicismo parte del error de que el hombre es exclusivamente de este mundo y no tiene más fin que el hombre mismo. El hombre ha sido creado por Dios para vivir eternamente.

* No fabricamos la verdad. La verdad es objeto del entendimiento. La aceptamos y razonamos. Es la reflexión sobre la realidad. La verdad es la adecuación del entendimiento a la realidad de las cosas.

* “La política no suele coincidir con la buena administración porque la política no es el arte de realizar el bien común -como debería ser- sino la técnica de alcanzar el poder y de permanecer en él” (Gonzalo Fernández de la Mora).

* “El laicismo desconoce el ser del hombre y, mientras lo engaña haciéndole creerse soberano, le condena a vivir contra naturaleza: una vez en destierro, perdido con la ilusión de mandar y dominar” (Michele Federico Sciacca).

* “He aquí el valor que otorga el capitalismo al inmigracionismo y a la “ideología de género”, los dos grandes caballos de batalla de los que se sirve el globalismo para configurar este mundo único, uniforme y desalmado que arruina millones de vidas, a menudo las más débiles, y juega con ellas como si fueran objetos” (Óscar Rivas).