descarga

Javier Sartorius nace en Madrid en 1962. Es el cuarto de cinco hijos. Sus padres, Don Mauricio Sartorius y Myriam Milans del Bosch, le dan una educación cristiana, que bien pronto se verá diluida por el ambiente mundano en que se desarrolla su vida.

Cursa sus estudios universitarios en Estados Unidos, donde se gradúa en “Administración de Empresas” y consigue allí importantes premios en la cancha de tenis, en la que va mostrando su talla de campeón.

Tras un período de dispersión, a los 27 años abandona el mundo del deporte y de la vida cómoda y se traslada a Cuzco, Perú, para ayudar en una misión a niños pobres.

Progresivamente va acercándose al Señor sintiendo su presencia de amor en el corazón. Desde la misión es enviado a estudiar Teología a Toledo. En el segundo curso decide dejar los estudios y marcha a un Santuario perdido en las montañas del Pirineo catalán; tiene 30 años cuando llega al Santuario de la Virgen de Lord, en la Diócesis de Solsona.

No parecía, por su carácter jovial y ameno, que fuera a durar mucho en ese lugar, donde se hacía una vida de silencio, estudio de la Sagrada Escritura y trabajo rudo en el campo. Sin embrago, se fue ratificando en este estilo de vida hasta encontrar la paz que tanto anhelaba su alma.

Por obediencia al Obispo de la Diócesis estudió, de nuevo, Teología. Durante ese tiempo enfermó gravemente, quedándose sin fuerzas y delgado en extremo. Tras un infructuoso tratamiento médico, y por la amistad que había con la Comunidad cisterciense de S. Miguel de las Dueñas, en León, Javier se traslada a ese Monasterio para recibir una cura natural. Vuelto a S. Miguel de las Dueñas para acabar su proceso de sanación. Su vida terrena acabó y fue introducido en la eterna el 21 de junio del 2006.