Jesús encuentra a su madre

¡Viva Jesús Sacramentado!
¡Viva y de todos sea amado!

¡Viva María Santísima! ¡Viva!

Padre Martínez Cano, m.C.R.

* El miedo irracional por lo que “pueda pasar” es, en realidad, olvido de Dios. De su Providencia divina.

* Por el pecado original, estamos inclinados al mal. Con la gracia de Dios, podemos hacer el bien.

* La muerte del cuerpo no es el fin de la vida. El alma es inmortal. El cuerpo resucitará para el juicio universal.

* Dios no necesita nuestro amor para ser infinitamente feliz. Él quiere que seamos felices amándole de todo corazón en la tierra y en el Cielo.

* Chesterton tenía razón. Los que más nos perjudican son nuestros enemigos interiores. Nuestra soberbia. Nuestras pasiones desordenadas.

* Los samaritanos dijeron: “Sabemos que Él (Jesús) es de verdad el Salvador del mundo”. No hay otro. Y Él nos enseñó el camino de la felicidad eterna.

* “En España: El principio religioso adquirió desde luego tanta pujanza y predominio, que lo sometió todo a su acción, creando una sociedad intensamente nueva y conforme, en cuanto lo permitían los tiempos, a la enseñanza de la religión cristiana” (Balmes).