Jesús, cae con la Cruz

Mossèn Manel

* Chicos y chicas: amaros como enseñó Jesús. Seréis felices en esta vida y en la vida eterna del Cielo.

* «Plantar el Cielo en la tierra fue misión de escalofrío ¡la que Dios nos confió! ¡Quién lo hiciera y fuera yo!» (Unamuno).

* La Iglesia no puede ser apóstata. Es verdad que hay muchos apóstatas en la Iglesia. Pero la Iglesia permanecerá hasta el fin del mundo.

* Lo que el mundo masónico llama «fraternidad» no es la caridad cristiana: «Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo por amor de Dios.

* Me han dicho que un hogar sin niños es un jardín sin flores. El amor de los esposos florece en sus corazones. Conozco a varios matrimonios que han adoptado niños.

* «No juzguéis», nos dice el Señor. Todos tenemos debilidades y afectos desordenados. Y el diablo nos tienta para que juzguemos al prójimo, proyectando sobre él, mis debilidades y afectos desordenados.

* Jesús nos dice: » Sed perfectos como vuestro Padre es perfecto». Solo en el Cielo la poseeremos. En la tierra podemos alcanzar una perfección relativa que nos va uniendo cada vez más a nuestro Padre del Cielo.