santa faustinaMontserrat

Jesús en ti confió

“Una vez el confesor me preguntó cómo debía ser colocada la inscripción, ya que todo eso no cabía en la imagen. Contesté que rezaría y que daría la respuesta la semana siguiente. Al alejarme del confesionario, y pasando cerca del Santísimo Sacramento, recibí el entendimiento interior de cómo debía ser la inscripción. Jesús me recordó lo que me había dicho la primera vez, es decir, que estas tres* palabras debían ser puestas en evidencia. Las palabras son éstas: Jesús, en Ti confío. Entendí que Jesús deseaba que fuera colocada esa frase, pero además de estas palabras no daba otras órdenes precisas. Ofrezco a los hombres un recipiente con el que han de venir a la Fuente de la Misericordia para recoger gracias. Ese recipiente es esta imagen con la firma: Jesús, en Ti confío.” Santa Faustina Kowalska, Diario de Santa Faustina Kowalska, nº 327.

Inusitado esplendor

“Puede decirse que los místicos dan forma real a sus éxtasis y transportes, vaciando en los más altos conceptos en una prosa que les hace visibles y palpables, y hasta de los cuadros naturalistas de la novela picaresca, templando y exageración o su crudeza, sale, servido de la sátira, un ideal que está en el alma del autor y de sus obras, Y esos caracteres tan misteriosamente enlazados se manifiestan, con inusitado esplendor, en la escultura y en la pintura, que revelan el alma de España, con todo el ardor de una fe que es la clave de esa armonía.” Juan Vázquez de Mella, El Verbo de la Tradición, pp. 65 y 66.

Cambio de objetivos

“El tiempo empleado por los dos cuerpos del ejército hasta llegar a Madrid, fue suficiente para que el general republicano Vicente Rojo organizase la defensa de la capital al contar con tropas regulares y las milicias armadas de los partidos de izquierda, que fueron reforzados por los comunistas de las Brigadas Internacionales. El fracaso en la toma de Madrid obligó al mando de los nacionales a intentar cortar la comunicación de la capital con Valencia. Para ello emprendió dos ofensivas sucesivas en los meses de febrero y marzo de 1937. La primera fue la Batalla del Jarama, atacando desde el sur en un proceso envolvente que tras un mes de desgasta apenas consiguió mover el frente. Un mes después se intentó la misma estrategia en Guadalajara, donde las tropas nacionales fueron derrotadas.” Juan E. Pflüger, www.gaceta.es, Revista Empenta, nº 99 (2º Trim 2015), p. 31.

Equidad o iniquidad

Respetando los procedimientos se afirmaron regímenes totalitarios como, por ejemplo, el fascismo y el nazismo. Respetando los procedimientos se ha convertido en legal la supresión de la vida del inocente (aborto procurado). Respetando los procedimientos se puede hacer cualquier cosa: el procedimiento impone respetar la ley (positiva), pero no hay ley (positiva) que no pueda hacerse, incluida la que propiamente sería una iniquidad. La equidad o iniquidad de una ley positiva no es, sin embargo, cuestión de rito sino de sustancia. Ningún procedimiento, en efecto, puede hacer justo lo que es injusto. Santo Tomás, por ejemplo, observa justamente que «non videtur esse lex quae iusta non fuerit» (SANTO TOMÁS DE AQUINO, S. th., I-II, 95, 2, respondeo). Por tanto, la legitimidad viene dada por la justicia, no por el procedimiento.” Danilo Castellano, Revista Verbo, nº 535-536, mayo-junio-julio 2015, p. 520.

Mundialismo

“Pero hay muchos más ejemplos: A. W. Clausen, antiguo presidente de Bank America Corporation y del Banco Mundial, declaró que «la expansión de nuestra conciencia al nivel global ofrece a la humanidad quizás la última oportunidad real de construir un orden mundial que sea menos coercitivo que el que ofrece el Estado-nación». En la misma línea que los dos anteriores, William l. Spencer, expresidente del First National City Corporation afirmaba que «las fronteras políticas de los Estados-nación son demasiado estrechas y restringidas para definir la amplitud y el recorrido de los negocios modernos» y Peter Drucker, el gurú de la multinacional moderna fallecido en 2005, creía que debemos «poner en ridículo al monstruo nacionalista.” Eduardo Arroyo, Revista Razón Española, nº 196, Marzo-Abril 2016, p. 209.

El Liberalismo condenado

“Sí; el Liberalismo en todos sus grados y aspectos ha sido formalmente condenado. Así que, además de fas razones de malicia intrínseca que le hacen malo y criminal, tiene para todo fiel católico la suprema y definitiva declaración de la Iglesia, que como a tal le ha juzgado y anatematizado. No podía permitirse que error de tal trascendencia dejase de ser incluido en el catálogo de los oficialmente reprobados, y lo ha sido en distintas ocasiones.” Félix Sarda y Salvany, El Liberalismo es pecado, p. 23.

Autojuicio

“La naturaleza del hombre es ahora libertad natural. Pero el término natural no debe engañarnos: no es una libertad realista, sino ideal: el hombre se hipostática, se absolutiza, a la vez que se aísla; su conciencia individual es facultad de autojuicio. Escribe en este sentido: «… se está reconociendo la absoluta soberanía del individuo, que se convierte en regla para sí mismo, y si se asocia con otros, en regla para sí y para los demás, según la voluntad “colectiva” en cuya formación participa y que se impone como voluntad del Estado.” Joaquín Almoguera Carreres, Revista Verbo, nº 537-538, agosto-septiembre-octubre 2015, pp. 583 y 584.