mojonMontserrat

Soy tu Madre

“Una vez me dijo el confesor que rogara según su intención, y comencé una novena a la Santísima Virgen. Esa novena consistía en rezar nueve veces la Salve Regina. Al final de la novena vi a la Virgen con el Niño Jesús en los brazos y vi también a mi confesor que estaba arrodillado a sus pies y hablaba con Ella. No entendía de qué hablaba con la Virgen porque estaba ocupada en hablar con el Niño Jesús que había bajado de los brazos de la Santísima Madre y se acercó a mí. No dejaba de admirar su belleza. Oí algunas palabras que la Virgen le decía, pero no oí todo. Las palabras son éstas: Yo soy no sólo la Reina del Cielo, sino también la Madre de la Misericordia y tu Madre. En ese momento extendió la mano derecha en la que tenía el manto y cubrió con él al sacerdote. En ese instante la visión desapareció.” Santa Faustina Kowalska, Diario de Santa Faustina Kowalska, nº 330.

Inspiración religiosa

“La escultura, con ser una manifestación de nuestro genio inferior a la pintura, lo manifiesta visiblemente en sus imágenes, por lo general talladas y polícromas, de un realismo pudoroso, que oculta el desnudo con la riqueza exuberante de los ropajes y pone en los rostros destellos de vida sobrenatural. Al desarrollarse desde los comienzos de la Edad Moderna, a pesar de tantas escuelas y transformaciones, lleva siempre impreso el sello de la inspiración religiosa.” Juan Vázquez de Mella, El Verbo de la Tradición, p. 66.

Campaña de Aragón

“A partir de ese momento los planes de Franco, ya jefe militar y en unos meses jefe del Estado, cambiaron. Optando por una conquista total del territorio para buscar la rendición del enemigo. De esta manera emprendió la Campaña del Norte, que terminó con el control de la franja cantábrica entre los meses de marzo y octubre de 1937. El siguiente paso lo dio el ejército republicano, con una ofensiva dirigida a tomar Teruel, única capital de provincia que lograron conquistar a lo largo de toda la contienda. La respuesta de los nacionales, conocida como la Campaña de Aragón, acabó con la salida al Mediterráneo del ejército de Franco a la altura de Vinaroz. Una situación que dejaba seriamente dañados a los republicanos al partir su territorio en dos pa1ies y dejar a Cataluña aislada del resto del territorio bajo su control.” Juan E. Pflüger, www.gaceta.es, Revista Empenta, nº 99 (2º Trim 2015), p. 31.

Nueva legalidad

“Una revolución y un golpe de Estado, por esto, que serían ilegales e ilegítimos en canto tales, se convertirían en legítimos al «triunfar», puesto que en tal caso impondrían una nueva legalidad. Su justificación, bajo el ángulo de la «legitimidad », sería ex post y tendría eficacia ex tunc. Vendría dada por el poder, que, si es tal, es siempre efectivo y legitimador si la legalidad depende de sus imposiciones. La legitimidad tendría por fundamento, en la hipótesis tomada en consideración, el poder. Un poder no cualificado, en algunos casos casi «justificado» por la ideología revolucionaria o por las finalidades operativas del golpe de Estado; nunca, en cambio, vinculado y guiado intrínsecamente al y por el bien común.” Danilo Castellano, Revista Verbo, nº 535-536, mayo-junio-julio 2015, p. 521.

Inmigración

“Para las élites del mercado global la inmigración es una vaca sagrada. Más ejemplos: la consultoría global McKinsey&Co, presidida por el antiguo empleado de los Rothschild, Dominic Barton, publicaba su informe A Window of Opportunity far Europe, hecho público en la web del grupo (www.mckinsey.com), que la Unión Europea supone una sólida plataforma de renovación basada en su capacidad para absorber una nueva generación de trabajadores jóvenes. Según la consultoría global, «la inmigración puede ser una cuestión política polémica pero contemplar la política migratoria -especialmente desde fuera de Europa- con ojos en favor del crecimiento puede atraer un significativo beneficio económico». El informe habla de la inmigración como vía de paliar los efectos del invierno demográfico y también se pronuncia a favor de la «flexibilidad laboral» y de la reducción de la prestación por desempleo para reactivar el mercado.” Eduardo Arroyo, Revista Razón Española, nº 196, Marzo-Abril 2016, pp. 210 y 211.

Doctrina funesta

“Ya al aparecer en Francia, en su primera Revolución, la famosa Declaración de los derechos del hombre, en que estaban contenidos en germen todos los desatinos del moderno Liberalismo, fue condenada esta Declaración por Pío VI. Más tarde, ampliada esta doctrina funesta, y aceptada por casi todos los Gobiernos de Europa, aun por los propios soberanos, que es una de las más horribles ceguedades que ofrece la historia de las monarquías, tomó en España el nombre con que en todas partes se le conoce hoy de Liberalismo.” Félix Sarda y Salvany, El Liberalismo es pecado, p. 23.

El Estado concede derechos

“Los derechos humanos han de entenderse desde esta perspectiva liberal totalitaria. Sus principios (libertad negativa, contrato, localización de la religión en la conciencia individual) son axiomas recogidos en declaraciones y constituciones que expresan el conocido esquema ilustrado de que el hombre tiene derechos a los que renuncia, pero sólo en parte al entrar en sociedad, reservándose el resto, o bien el de que todos los derechos provienen del Estado, una vez que éste los ha juridificado. Ambas variantes, a las que ya se ha hecho referencia, conducen a una heterogénesis de fines que legitima cualquier ordenamiento jurídico.” Joaquín Almoguera Carreres, Revista Verbo, nº 537-538, agosto-septiembre-octubre 2015, p. 584.