Pablo

Franco prohibió que los masones tuvieran cargos públicos

Se habla que en aquella época Franco quiso hacerse masón dos veces. ¿Es cierto?

Es algo que se repite en los últimos años porque es una manera de descalificarle. Es obvio que es mentira, ¿alguien se puede creer que rechazaran a un general de su influencia? Más tarde, ya en el poder, Franco creó un tribunal para reprimir la masonería y el comunismo entre 1940 y 1963. Depuró a los masones y les prohibió que tuvieran cargos públicos. Su hermano Ramón sí fue masón. (Javier Torres)

Falsa luz de los ámbitos tranquilizadores

Un hombre de Iglesia puede ser muy activo en la caridad y el acogimiento y, protegido por este contexto positivo, puede hacer declaraciones incorrectas o inadecuadas. Otro puede celebrar con reverencias impecables y albas falsamente monásticas con capucha de punta y mangas amplias y, protegido por este contexto positivo, guiñarle el ojo a la cultura gay. Y un tercero puede construir un discurso teológico correctamente estructurado y, protegido por este contexto positivo, hacer declaraciones a diestro y siniestro que son imprudentes o heréticas. (Carmelo López-Arias)

Sucesión de transformaciones “dialécticas”

Toda la historia desde la Unión Soviética hasta la Rusia de Putin es una sucesión de transformaciones “dialécticas”, entre formas hard y soft: por ejemplo, a la violencia y al genocidio de la Revolución Bolchevique le siguió una aparente “liberalización”, la Nueva Política Económica de Lenin. Luego vino Stalin, otra vez con represiones sangrientas, campos de concentración, millones de víctimas, luego Jruschov condenó los abusos de Stalin e inauguró un aparente deshielo, luego Breznev volvió a un totalitarismo de tipo Stalin, luego vino la perestroika de Gorbachov y ahora Putin está restaurando la Unión Soviética. (María Virginia Olivera de Gristelli – CÁRITAS in VERITATE – INFOCATÓLICA)

  Pudor y castidad  (53)

Santa CeciliaNo es la castidad la principal de las virtudes, por supuesto. Pertenece a la virtud de la templanza, que en la escala de las cuatro virtudes cardinales -prudencia, justicia, fortaleza y templanza- suele considerarse como el peldaño más bajo. Pero si es el más bajo de la escala, es el primero. Y como ya lo dije al tratar de la virtud del pudor, si uno tropieza por la lujuria en ese primer escalón, se cierra a sí mismo la posibilidad de ascender por la escala de la perfección. Es fácil que el lujurioso, si no lucha contra su vicio, deje la oración -Dios no le sabe a nada- , se aleje de los sacramentos en su condición de pecador, ofenda la verdadera caridad fraterna, a veces muy gravemente, y destroce así su vida cristiana. Tampoco, por supuesto, es la lujuria el más grave pecado, pero sí es la más grave quiebra de la virtud de la templanza (STh II-II, 151, 4 ad 3m). Y es un vicio capital, esto es, cabeza de otros muchos males: egoísmo, avidez del mundo, olvido de Dios y de la esperanza del Cielo, obscurecimiento del juicio, debilitación de la voluntad, inconstancia, vanidad, infidelidad, mentira, etc. (II-II, 153, 4-5; 53 ,6). (José María Iraburu)

Lutero abolió cinco sacramentos y negó la Eucaristía

Lutero abolió cinco sacramentos y también negó la Eucaristía: el carácter sacrificial del sacramento de la Eucaristía y la conversión real de la sustancia del pan y el vino en la sustancia del Cuerpo y la Sangre de Jesucristo. Asimismo, definió el sacramento del orden como una invención del Papa -a quien denominaba el Anticristo- en lugar de como una parte de la Iglesia de Jesucristo. En cambio, nosotros defendemos que la jerarquía sacramental, en comunión con el sucesor de Pedro, es un elemento esencial de la Iglesia Católica y no solo un elemento de una organización humana. (Bruno)

Para obispos masones  (24)

CONFERID AL ANTIPAPA EL MÁXIMO PODER DE ELEGIR SUS PROPIOS SUCESORES. Ordenad a todos llevar el “signo de la Bestia” (que obviamente, no llamaréis así), bajo amenaza de excomunión, y de denunciarlos al “Brazo secular” tan pronto como sea posible. El signo de la Cruz no debe ser transmitido ni hecho sobre las personas. No hay que bendecir más. Hacer el signo de la cruz debe ser considerado un acto nefasto de idolatría y desobediencia. (EMPENTA)

El Espíritu Santo ilumine al Vicario de Cristo

No es posible justificar la injustificable herejía, ni actitudes ambiguas pueden servir de luz a los protestantes. Recemos para que el Espíritu Santo ilumine al Vicario de Cristo como Sumo Pontífice y pilote nuestra barca con tranquilidad pero con firmeza, con misericordia pero con seguridad, en el discernimiento de lo que es inmutable y lo que es circunstancial, de lo que es Doctrina y lo que no lo es. (Carlos González Flórez – EL PAN DE LOS POBRES)