Papa Francisco

Beato Eduardo Juan Mª Poppe - PresbíteroAnte el Gran Jubileo por los 2000 años del anuncio de paz de los ángeles en Belén, san Juan Pablo II incluyó el número creciente de desplazados entre las consecuencias de “una interminable y horrenda serie de guerras, conflictos, genocidios, limpiezas étnicas” (Mensaje para la Jornada mundial de la paz 2000, 3), que habían marcado el siglo XX. En el nuevo siglo no se ha producido aún un cambio profundo de sentido: los conflictos armados y otras formas de violencia organizada siguen provocando el desplazamiento de la población dentro y fuera de las fronteras nacionales.

Cardenal Juan José Omella

Un gran amor. Amor que no es sólo sentimiento y emoción, sino sobre todo actitud de profunda acogida y gratitud por el gran amor que Cristo nos ha manifestado muriendo por nosotros en la Cruz. “Vivo en la fe del Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí” (Ga 2, 20). Quien contempla al crucificado con una mirada de fe, de humanidad y de humildad, siente el deseo de corresponder a ese misterio de amor dándose, entregándose uno mismo, poniéndose al servicio del Señor, diciéndole: ¿qué quieres, Señor, de mí?

Cardenal Müller

Los sacramentos no pueden ser el objeto de disputas políticas o juegos para hacernos grandes amigos de los medios de comunicación que no entienden nada de la fe católica. Ellos se alegran si nos reducimos solo a una institución de rituales, pero nosotros entendemos que la Iglesia fue fundada por Jesucristo como un instrumento de salvación para todos “No podemos manipular la verdad y la gracia de los santos sacramentos”.

Cardenal Carlos Osoro Sierra

En el momento histórico que vivimos, tiene una importancia capital que haya hombres y mujeres que nos muestren con sus vidas el rostro del Señor. Quien se encuentra con Cristo, tiene que salir a anunciarlo, va unido. Vivimos un momento extraordinario de la humanidad, en el que se percibe la necesidad que tienen los hombres del Dios vivo y verdadero. Por nosotros mismos, no logramos lo más necesario para vivir como hermanos, afloran egoísmos tremendos. Se trata de ser testigo de Cristo, estar en medio de los hombres, llevar la Buena Noticia a todos los lugares… Hemos de preguntarnos sin miedos: ¿soy cauce para que otros puedan conocer y encontrarse con el Señor?, ¿informo con mi vida y mis obras que Él pasa por aquí con obras y palabras?

Monseñor Luigi Negri, Arzobispo Emérito

Como he declarado antes, una parte del mundo católico sufre de un evidente complejo de inferioridad respecto al conformismo ideológico dominante, y ésta es la razón por la que parece que la presencia cristiana está totalmente sometida a una visión de la realidad laicista y masónica en lugar de observar la experiencia cristiana animada por el deseo de evangelización.

Obispo Juan Antonio Reig Pla

En España la llamada “revolución sexual” no ha sido objeto de un gran debate social, ni ha sido, hasta muy recientes fechas, objeto de un estudio y análisis abierto. Más bien ha sido una revolución silenciosa que ha ido poco a poco cambiando las costumbres y las mentes de los españoles. Su introducción, como ocurre con tantas ideologías, ha sido propiciada por ciertas corrientes filosóficas, de cuyas directrices se han hecho eco las universidades, y por el trabajo de las ONG de carácter internacional que han ido difundiendo estas mismas directrices de la ONU y del Parlamento Europeo en los distintos partidos políticos, sindicatos, organizaciones sociales y medios de comunicación social.

Obispo Demetrio Fernández

La Iglesia, que recorre la historia hace veinte siglos, es rica en patrimonio cultural: catedrales, iglesias, ermitas, imágenes en todos los soportes (retablos, tallas, lienzos, esculturas, etc.), orfebrería en metales preciosos (vasos sagrados, custodias, etc.), archivos, bibliotecas. En España, el 80 % del patrimonio cultural material es propiedad de la Iglesia católica, que lo posee por legado histórico de sus hijos y lo emplea para el culto y para disfrute cultural de todos en preciosas exposiciones. Este capítulo supone un gasto mayor que el ingreso que genera. Restaurar un templo o tener a punto todo el patrimonio mueble e inmueble es una preocupación constante desde hace siglos.

San PÍO X

Pascendi Dominici Gregis  (46)

Pues, comenzando desde luego por el simbolismo, como los símbolos son tales respecto del objeto, a la vez que instrumentos respecto del creyente, ha de precaverse éste ante todo, dicen, de adherirse más de lo conveniente a la fórmula, en cuanto fórmula, usando de ella únicamente para unirse a la verdad absoluta, que la fórmula descubre y encubre juntamente, empeñándose luego en expresarlas, pero sin conseguirlo jamás. A esto añaden, además, que semejantes fórmulas debe emplearlas el creyente en cuanto le ayuden, pues se le han dado para su comodidad y no como impedimento; eso sí, respetando el honor que, según la consideración social, se debe a las fórmulas que ya el magisterio público juzgó idóneas para expresar la conciencia común y en tanto que el mismo magisterio no hubiese declarado otra cosa distinta.