Isabel

El derecho de los padres

San Ladislao, Rey de HungríaEl deber de la educación, perteneciente en primer lugar a la familia, necesita de la ayuda de toda la sociedad. Además, pues, de los derechos de los padres y de aquellos a quienes ellos les confían parte en la educación, ciertas obligaciones y derechos corresponden también a la sociedad civil, en cuanto a ella pertenece el disponer todo lo que se requiere para el bien común temporal… (Mn. José Ricart Torrens – CATECISMO SOCIAL)

Guerras totales

Desde 1.939 -comienzo de la Segunda Guerra Mundial durante el pontificado de Pío XI- hasta nuestros días no sólo fue la guerra un status constante y extenso en nuestro mundo, sino que se convirtió en algo cualitativamente peor, por el mayor poder destructivo de las armas, pero sobre todo por no excluir con frecuencia los objetivos civiles. En efecto, pasamos de las “guerras mundiales” -fenómeno que no se conocía antes del siglo XX- a la “guerra total”, en que todos, militares y civiles, hombres, mujeres y niños, son objetivos de la misma, y en que toda la cultura es blanco de destrucción. (Ricardo Dip – Verbo)

  Terrorismo (57)

Es imposible detallar ni siquiera someramente los destrozos y muertes causados por el terrorismo. Parece que Dios permita que sea la propia y criminal mano del hombre el instrumento fatal de los castigos. ¿Cuándo terminará el terrorismo?: cuando quitemos el pecado de nuestras vidas. (Jaime Solá Grané)

Calvino

Pero el espíritu de rebelión religiosa en el siglo XVI se manifestó en un hombre y en un movimiento herético mucho más poderoso que el de Lutero. Me refiero a Calvino y a la religión que tomó su nombre, el calvinismo. Calvino, como Lutero, era un sacerdote católico, pero su mentalidad latina y racional hizo posible una doctrina infinitamente superior a la luterana y, por lo tanto, infinitamente más poderosa y peligrosa. (Frederick D. Wilhelmsen – VERBO)

La mujer

Edith Stein

La mujer, que busca en su desempeño de toda su vida, algo análogo a lo que encuentra la esposa y la madre en la vida familiar, estará en peligro de encadenar a la gente joven de una manera equivocada (como ciertamente muchas mujeres también lo procuran de una manera enfermiza frente a los propios familiares). Que se despierte una simpatía cordial de ambos lados está en la naturaleza y es en sí algo bueno y hermoso.

Divinización

De aquí se deduce una consecuencia capital si se considera además que, no ya en cuanto participada por el alma sino en su propia e intrínseca realidad, la gracia es la vida misma de Dios: la de que inevitablemente ha de actuar como vínculo de unión de los cristianos entre sí y de todos ellos con el mismo Dios por Jesucristo. Una vez actualizadas sus posibilidades todas de divinización, ya no será exterior el alma a la Deidad, sino que, al contrario, vendrá a sumergirse en el seno de donde fue engendrado el Verbo antes de la aurora; pero entonces Dios vendrá también a hacer mansión en ella. (Osvaldo Lira – VERBO)

La ley de hierro

El efecto decisivo de la ley de hierro consiste en que configura o estructura los regímenes políticos condicionando al gobierno cualquiera que sea su forma: el régimen de la monarquía, la aristocracia, la democracia y sus respectivas variantes es siempre oligárquico, incluidas las formas mixtas. Éstas son una manera de intentar debilitar, contener o contrarrestar la decadencia de las formas políticas, que sobreviene sobre todo, cuando la corrupción de las oligarquías hace imposible la convivencia. (Dalmacio Negro – RAZÓN ESPAÑOLA)