Padre Martínez Cano, m.C.R.

María y Espíritu Santo* Las modas han sido inventadas para abandonar las tradiciones. Son pasatiempos. La tradición es vida permanentemente transmitida.

* No hay renovación, sin conversión. Sin “negarse a sí mismo”, para servir a nuestro Señor Jesucristo hasta el sufrimiento, hasta la cruz llevada con amor.

* “La mayor cosa después de la creación del mundo, sacando la Encarnación y la Muerte del que la creó, es el descubrimiento y colonización de las Indias” (López Gomara, historiador).

* Voy rezando el rosario por el parque de los parvulitos. Se acercan cuatro y me pregunta: “Qué es eso” -El Rosario de la Virgen María- ¿Puedo besarlo? Y los cuatro besaron el crucifijo.

* La “Opción benedictina” de Rod Dreher es perfecta para los monjes católicos. Para los seglares católicos, la opción perfecta es el Reinado Social de Nuestro Señor Jesucristo. Dogma de la Iglesia Católica.

* “Temen en Sión los pecadores, y un temblor agarra a los perversos: ¿Quién de nosotros habitará un fuego devorador? ¿Quién de nosotros habitará una hoguera perpetua?” (Isaías 33, 7-24). Meditemos y recemos.

* La Sagrada Escritura es un cántico a la alegría. El Evangelio es el mensaje de la alegría, de la eterna alegría, de Dios hecho Niño por nuestro amor y muerto para redimirnos del pecado y resucitado para darnos la gloria eterna.

* “Alegraos y regocijaos porque vuestros nombres están escritos en el Cielo” (Lucas 10, 20). “Os digo estas cosas, para que mi alegría esté con vosotros y así vuestra alegría sea completa” (Juan 15, 11). “Ahora tenéis tristeza; pero de nuevo os veré, y se alegrará vuestro corazón, y nadie será capaz de quitaros vuestra alegría” (Juan 16, 22).