Notas, 21-26

Jesucristo y María Magdalena21 Pillard: “Alcoholismo se da más frecuentemente en los padres de hombres homosexuales (14 padres de homosexuales masculinos, contra cinco padres de hombres heterosexuales)” (p. 54).

22 Sipova: “Se encontró que los padres de homosexuales y transexuales eran más hostiles y menos dominantes que los padres del grupo control, y por consiguiente menos deseables como modelos para identificarse con ellos” (p. 75).

23 Bieber: “En alrededor del 75% de los casos, las madres habían tenido un vínculo inadecuadamente estrecho, opresivo e íntimo con sus hijos. Más de la mitad de estas madres fueron descritas como seductoras. Eran posesivas, dominantes, sobreprotectoras y desmasculinizantes”. (p. 524)

24 Bieber: “En el momento que el hijo homosexual ha alcanzado el período de la preadolescencia, ha sufrido un extenso daño de la personalidad. Excesiva preocupación maternal sobre la salud y las heridas, restricción de actividades apropiadas para su edad y potencial, que interfieren con una conducta afirmativa, actitudes desmasculinizantes, e interferencia con la sexualidad -entremezclada con rechazo, hostilidad y falta de apoyo por parte del padre- produciendo un niño excesivamente tímido, patológicamente dependiente de su madre e inquieto por sentimientos de inferioridad, impotencia y autodesprecio. Él se resiste a participar en actividades de niños, pensando que pueden herirlo -generalmente sobreestima la prudencia. Sus compañeros responden con sobrenombres humillantes y no raras veces con ataques físicos, que la timidez suele invitar entre los niños… De este modo él se ve privado de la importante interacción proporcionada por los grupos de sus pares”. (p. 316)

25 Snortum “Estudió 46 varones, excluidos del servicio militar por conducta homosexual y concluyó: Pareciera que de la relación entre una madre controladora y amarradora y un padre rechazador y desligado no es exclusivo de la subcultura de la clase media alta sofisticada, que va al psicoanalista.”(p. 769).

26 Fitzgibbons: “La segunda causa más común de la atracción sexual anormal entre los varones es falta de confianza en el amor de la mujer… Niños hombres en hogares sin padre con frecuencia se sienten demasiado responsables de sus madres. Al entrar a la adolescencia, pueden considerar el amor de la mujer como agotador y muy cansador”. (p. 89)

Declaración sobre la homosexualidad de la Asociación Médica Católica