El Consiliario

María coronada y rosario* La Iglesia Católica enseña una moral que obliga a los esposos, a los trabajadores, a los empresarios, a los políticos. Todos los partidos políticos la desprecian.

* Santa Teresa de Calcuta, decía que quién critica tiene un cáncer en el corazón. Muchísimos católicos tienen un cáncer en el entendimiento: el liberalismo, que por medio de la democracia descristianiza las naciones.

* La Revelación del único Dios verdadero está contenida en el Antiguo Testamento, en el Nuevo Testamento y en la Tradición divina de la Iglesia. Fuera de la Iglesia Católica no hay salvación eterna, a no ser que esté en ignorancia invencible.

* Hoy lo he entendido. He dicho en varias ocasiones a madres que tenían sus bebés en sus cochecitos: Este niño no ha venido de esta tierra, ha venido del Cielo ¡Y es verdad! Sus almas han sido creadas por Dios hace dos meses, tres meses, cuatro meses…

* Están celebrando la Santa Misa. Dos sacerdotes atienden confesiones. Salen de la capilla una profesora con una niña de trece años. Le pregunto y me dice: “Estaba mareándose y empezaba a ver puntos blancos, después todo en blanco y he pensado: me voy al Cielo”.

* Santo Tomás de Aquino, único teólogo expresamente recomendado por el Concilio Vaticano II, enseña: “Es lícito matar al malhechor en cuando se ordena a la salud de toda la sociedad, y, por lo tanto, corresponde a aquél a quien esté confiado el cuidado de su conservación, como al médico compete el amputar el miembro podrido cuando le fuera encomendado la salud de todo el cuerpo. Y como el cuidado del bien común está confiado a los príncipes, que tienen pública autoridad, solamente a éstos es lícito matar a los malhechores, y no lo es a las personas particulares”.