Notas, 34-40

Niño tocando el Corazón de Jesús34 – Thompson comparó 127 hombres homosexuales con 123 controles: “Los siete factores más discriminatorios en orden descendente fueron: (a) jugaron baseball… con los homosexuales concentrados en nunca o a veces…; (b) jugaron juegos de equipo, competitivos (los homosexuales nunca o a veces… ); (c) el niño pasaba tiempo con su padre (homosexuales, muy poco); (d) aptitud física cuando niño (homosexuales, delicado, torpe o coordinados, heterosexuales: atlético); (e) se sentía aceptado por su padre (homosexuales, un poco o nada…); (f) jugaba con niños antes de la adolescencia (homosexuales, a veces…); y (g) la madre exigía ser el centro de atención del niño (homosexuales, a menudo o siempre)”. (p. 123)

35 – Bailey: “Hombres homosexuales eran recordados por sus madres como menos masculinos y poco atléticos”. (p. 44)

36 – Fitzgibbons: “Una identidad masculina débil es fácil de identificar y, en mi experiencia clínica, es una de las causas mayores de atracción homosexual en hombres. Lo que es sorprendente es que puede provenir de problemas de coordinación de la vista y las manos que lleva a la incapacidad de jugar bien a los deportes. Tal condición se acompaña de rechazo por los iguales… La “herida deportiva” afectará negativamente la imagen de sí mismo, sus relaciones con sus iguales, su identidad de género y su imagen corporal”. (p. 88)

37 – Newman: “La experiencia de ser rechazado y puesto en ridículo puede que juegue un papel más importante que lo que se ha pensado, llevando alcompletoabandono del rol masculino en fechas más tardías”. (p. 687)

38 – Beitchman: “Entre los adolescentes, secuelas (de abuso sexual en la infancia) reportadas frecuentemente incluyen insatisfacción sexual, promiscuidad, homosexualidad y un riesgo mayor de volver a ser víctima”. (p. 537)

39 – Bradley: “En nuestras adolescentes con Desordenada Identidad de Género, la historia de abuso sexual o temor a la agresión sexual ha aparecido frecuentemente “. (p. 878)

40 – Engel: “Algunas pacientes lesbianas (víctimas de abuso sexual) sufren un tiempo de confusión, no estando seguras si ellas están con otras mujeres por su propia elección o lo hacen solamente porque están asustadas, enojadas y asqueadas de los hombres, dado el abuso sexual”. (p. 193)

Declaración sobre la homosexualidad de la Asociación Médica Católica