Padre Martínez m.C.R.

San Pelayo - Mártir* El imperialismo democratista ha definido que ya no existe el bien ni el mal. Todo es lo mismo.

* No encuentro diferencia entre la democracia liberal y el anarquismo, aunque las hay. No se razona. Lo que gusta y ya está.

* La democracia liberal impone sus leyes. Y a callar. Es una inmoralidad impuesta. Y a callar. Lo quiere el pueblo. Y ya está.

* Dos y dos siempre han sido cuatro. Y siempre serán cuatro. Las verdades que ha revelado Dios y enseña la Iglesia siempre son verdades.

* Los hombres nos comunicamos normalmente por las palabras. Y las palabras tienen un sentido. Lo del lenguaje de los gestos es un invento.

* No basta con convertirnos al bien. Debemos convertirnos a lo mejor. Cristo nos ha dicho que seamos “Perfectos como nuestro Padre es perfecto”.