Padre Martínez Cano, m.C.R.

Sagrado Corazón de Jesús en su mano

* En el Concilio Vaticano II no hay ni un sólo error doctrinal. El Espíritu Santo protegió la letra de los documentos conciliares. El modernismo atacó con todos sus ejércitos endemoniados al Concilio. Pero fue derrotado. La Madre de la Iglesia, la Virgen Santísima, protege siempre a sus hijos.

* Me parece que fue San Ildefonso quién dijo que deberíamos ser esclavos de la Esclava del Señor.

* Tontos útiles y traidores habrá siempre. Y siempre habrá héroes y mártires que defiendan la Ley de Dios y el amor a su patria.

* La lucha por la santidad es una lucha incesante. Tenemos que dominar, con la gracia de Dios, nuestros afectos desordenados.

* La Iglesia fundada por Cristo ha evolucionado durante dos mil años. Pero no se ha transformado. Es la misma que fundó Cristo. La Iglesia es inmutable.

* ¿Quiénes son los pobres que debemos cuidar por amor de Dios? ¿Los que no tienen dinero o a los que no tienen fe? Primero a los que no tienen fe y también a los que no tienen dinero.

* En su primera carta, San Juan escribe del Anticristo y dice: “Muchos anticristos han aparecido… salieron de entre nosotros, pero no eran de los nuestros”. Ahora están dentro de la Iglesia.