Padre Martínez Cano, m.C.R.

San Joaquín, Santa Ana y la Virgen María niña con una flor* Si queremos caminar en esta vida hacia la vida de eterna felicidad tenemos que ir cogidos de la mano de Santa María Virgen, Madre de Dios y Madre nuestra.

* Solemos decir “el hombre es mortal”. Pero no es así. El cuerpo del hombre es mortal, pero su alma es inmortal. El hombre es inmortal. Vivirá eternamente en el Cielo o en el infierno.

* El amor es espiritual, pero lo vemos: familias que se aman, misioneros que se van al fin del mundo para cuidar a los pobres y enfermos, monjas que se inmolan por la salvación de las almas…

* “Someteos a Dios y enfrentaos con el demonio, que huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y Dios se acercará a vosotros. Humillaos ante el Señor, que Él os levantará”. (Santiago 4, 7-10).

* “Dichoso el hombre a quien corrige Dios; no rechaces el escarmiento del Todopoderoso, porque Él hiere y venda la herida, golpea y cura con su mano” (Job 5, 17-18). Él nos llevará a su Reino Celestial.

* Los alumnos salen del colegio. Nos cruzamos en un pasillo con una profesora que lleva de la mano a un alumno de dos años. El niño coge mi mano y me besa. “un besito” dijo él. Su madre quedó asombrada. Pues sí, es la primera vez que lo hacía.