Sagrado Corazón de Jesús Rey del Universo

Oración redactada y leída por el P. Juan Oliver Copóns, s.j., director espiritual de la Unión de Damas Españolas del Sagrado Corazón de Jesús, el 7 de julio de 1911 (primer viernes de mes), días después de concluirse el Congreso Eucarístico Internacional de Madrid y de ser consagrada la Cripta de la Catedral de Nuestra Señora la Real de la Almudena, que quedó dedicada como “templo nacional del Sagrado Corazón”.

Soberano Señor Sacramentado,
Rey de Reyes y Señor de los que dominan;
ante vuestro augusto trono, trono de gracia y de misericordia,
se postra España entera, hija muy amada de vuestro Corazón.
Conságrense a vuestro Corazón adorable sus Prelados,
dignísimos sucesores de tantos santos
que rigieron las diócesis españolas;
sus Católicos Reyes, y toda la Familia Real,
que tanto han trabajado por el esplendor del Congreso Eucarístico;
su Clero secular y regular; sus Órdenes religiosas,
tan necesitadas hoy de vuestro soberano auxilio;
su heroico Ejército; en una palabra, todo el pueblo español,
que llevó vuestra celestial bandera unida con su enseña vencedora
a tantas regiones del mundo,
y os edificó tantos templos y altares,
y atrajo a innumerables almas al redil de vuestra Iglesia.
¡Señor! Somos vuestro pueblo.
Estrechadnos entre vuestros brazos y contra vuestro Corazón:
reinad sobre nosotros. Que vuestro imperio dure siempre,
y que esta consagración pública,
eco de la que se hizo en el Alcázar de nuestros Reyes
el día de vuestro triunfo eucarístico,
sea la aurora de aquel reinado de vuestro Corazón
que, lleno de misericordia, prometisteis solemnemente establecer
en nuestra querida Patria.
Así sea.