Padre Martínez Cano, m.C.R.

Jesús consolado por un niño* La eternidad es un instante de amor que permanece siempre. Amar a Dios y al prójimo ininterrumpidamente.

* Las democracias modernas promueven la esclavitud intelectual y espiritual. La esclavitud sexual ya está ahí.

* Si dejáramos de pensar y hablar tanto del futuro y pusiéramos nuestra atención en la eternidad, seríamos eternamente felices.

* No quieren más a sus hijos los padres que les dan todos sus caprichos. Sino los que le enseñan la verdad y les ayudan a hacer el bien.