Notas, 80-86

Espíritu Santo - María - Jesús - Cáliz80 – Exodus North America Update (puesta al día) publica una carta mensual con testimonios de hombres y mujeres que han abandonado la homosexualidad. PO Box 77652, Seattle WA 98177, USA, véanse los números de 1990 a 2000.

81 – “APA” Fact sheet: Homosexuality and Bisexuality: “… No hay evidencia científica publicada a favor de la eficacia de “terapia reparativa” como tratamiento para cambiar la orientación sexual de la persona”.

82 – Herek: “En fecha tan reciente como Enero de 1990, el Dr. Bryant Welch, Director Ejecutivo para la Práctica Profesional de la Asociación Americana de Psicología, declaró que “no hay evidencia científica en apoyo de la eficacia de ninguna de las terapias de conversión que intentan cambiar la orientación sexual de la persona” y que “datos de investigación sugieren que los esfuerzos para “reparar” a los homosexuales no son más que prejuicio social disfrazado de vestiduras psicológicas” (p. 152).

83 – Tripp: “Desde mi punto de vista, no hay indicación que cambios radicales de la vida sexual puedan ser nunca logrados a través de terapia, ni sería especialmente deseable, de todos modos. La mejor orientación sexual de una persona es aquella que lo ayuda a obtener el máximo de sí mismo, espontáneamente. Eliminar sus sentimientos de culpa y su expectativa infantil de ser como los demás es camino del cielo que va a proporcionarle la confianza y la energía necesarias para una integración social mucho más fluida… Como la homosexualidad es una orientación alternativa y no una enfermedad, la “cura” es obviamente imposible. Lo que pasa por “cura” es una supresión de síntomas en apariencia, o la negación lisa y llana.” (p. 48).

84 – Goetz: “Revisó 17 estudios y encontró un total de 44 personas que eran exclusiva o predominantemente homosexuales, que experimentaron un cambio total de orientación sexual”.

85 – Coleman: “… Ofrecer cura a los homosexuales que piden un cambio en su orientación sexual no es, en mi opinión, ético. Hay evidencia, como la que se revisa en este trabajo, que terapeutas pueden ayudar a algunos individuos a cambiar su conducta por un período de tiempo. La duda permanece si es beneficioso para el paciente el cambiar su conducta hacia algo que no es consecuente o congruente con su orientación sexual.” (p. 354).

86 – Herron: “Cambiar la conducta de una persona, de homosexual a heterosexual podría lograrse al trabajar con una potencialidad ya presente, pero esto no cambiaría realmente la preferencia de la persona. Si bien puede parecer que el psicoanálisis pueda cambiar la orientación sexual de una persona, en verdad es este un logro limitado que ocurres sólo ocasionalmente, y aún entonces es de duración dudosa” (p. 179).

Declaración sobre la homosexualidad de la Asociación Médica Católica