Sin título 1

Fueron más de 12.000 las voces que repitieron con fuerza hispánica ante el Santísimo Sacramento expuesto:

“Señor Jesucristo, Redentor del género humano, Sacerdote eterno y Rey del Universo… reinad en los corazones de los hombres, en el seno de los hogares, en la inteligencia de los sabios, en las aulas de las ciencias y de las letras, y en nuestras leyes e instituciones… que nuestro pueblo, tierra de María, sepa recibir y custodiar los frutos santos de su herencia católica para que pueda hacerlos crecer afrontando con valentía los retos evangelizadores del presente y del futuro”.