María

Dios Omnipotente

 

“Atención los que olvidáis a Dios, no sea que os destroce sin remedio” (Salmo 49).

“Aunque germinen como hierva los malvados y florezcan los malhechores, serán destruidos para siempre. Tú, en cambio, Señor eres excelso por los siglos” (Salmo 91).

“Hijos degenerados se portaron mal con él, generación malvada y pervertida. ¿Así le pagas al Señor, pueblo necio e insensato? ¿No es él tu padre y tu creador, el que te hizo y te constituyó? (Deuteronomio 32, 5-6).