Franco condecorado por la Iglesia

Eulogio López

Y lo que sí existe en la Unión Europea es una obsesión por destruir España. La vieja masonería Europea no soporta la España desde siglos atrás porque la considera la cuna y el sostén del más rancio papismo. Pero tranquilos, masoncetes: ¡si ya no somos católicos! Mejor: hemos dejado de ser católicos.

Y lo peor es que la Unión Europea se ha convertido en la degeneración de un gran proyecto. Y sí: si la animadversión hacía España continúa en Europa como en tiempos de la leyenda negra anglo-holandesa, será cuestión de que España ponga en solfa el proyecto europeo. Porque el ser hispano no es Europa, aunque sea uno de los grandes impulsores de la unidad europea, la esencia de España es su fe cristiana.

(HISPANIDAD)