Óscar Rivas

María - Niño Jesús abrazadoDe acuerdo con los últimos datos, España despunta, junto a Francia, Reino Unido y Alemania, por ser el país europeo donde más abortos se producen. Solo en 2017 se registraron 94.123. Esto significa que cada día 258 niños dejaron de nacer, que se produjeron once abortos cada hora, uno cada 5,5 minutos. Casi 80 veces más que la mortalidad por accidente de tráfico de todo un año (1.180 muertes en el 2018. En realidad, uno de cada cinco embarazos termina en aborto. Más de la mitad (53%) tienen lugar en jóvenes menores de treinta años. Más de 60 colegios desaparecen cada año en España por falta de niños. Desde 1985 se han producido casi 2,3 millones de abortos registrados (2.290.684), una cifra equivalente a la desaparición conjunta de doce provincias españolas: Huesca, Teruel, Ávila, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora, Lugo, Orense, Cuenca y Guadalajara.  

(RAZÓN ESPAÑOLA)