Don Manuel

Adoración de los ángeles al Niño Jesús dormido* La alegría auténtica y pura nace en el corazón humilde.

* No puede haber unión en el error. En el desprecio de la verdad.

* No se puede colaborar con los monstruos del crimen abominable. El aborto

* También rezo por los “despistados” que entran en nuestro Twitter.

* Las personas que viven espiritualmente son alegres. Viven para Dios.

* La sociedad del diálogo está rebosante de opiniones. La verdad ni la mientan.

* Sólo luchando contra nuestras pasiones desordenadas viviremos contentos. Felices.

* ¿Quién no ha descubierto todavía que es un miserable? Podemos ser santos. Dios lo quiere.

* El hombre puro de corazón, todo le sirve para ser santo. El impuro todo lo convierte en vicio.

Catecismo – homosexualidad

2358 – Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales instintivas. No eligen su condición homosexual; ésta constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.

2359 – Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.