descarga

¡Viva Jesús Sacramentado!
¡Viva y de todos sea amado!

¡Viva María Santísima! ¡Viva!

SIETE GRACIAS que la Santísima Virgen concede a las almas que le honren diariamente (considerando sus lágrimas y dolores) con SIETE AVEMARÍAS (Santa Brígida).

1° Pondré paz en sus familias.

2° Serán iluminados en los divinos misterios.

3° Los consolaré en sus penas y acompañaré en sus trabajos.

4° Les daré cuanto me pidan, con tal que no se oponga a la voluntad adorable de mi Divino Hijo y a la santificación de sus almas.

5° Les defenderé en los combates espirituales con el enemigo infernal, y protegeré en todos los instantes de su vida.

6° Los asistiré visiblemente en el momento de su muerte; verán el rostro de su Madre.

7° He conseguido de mi Divino Hijo que los que propaguen esta devoción (a mis lágrimas y dolores) serán trasladados de esta vida terrenal a la felicidad eterna directamente, pues serán borrados todos los pecados, y mi Hijo y Yo seremos su eterna consolación y alegría.

Corona de los Dolores de la Santísima Virgen

1º Dolor – La profecía del Santo anciano Simeón a María, al presentar a Jesús en el Templo. María conoce la brutal muerte que tendrá su hijo. Madre, te acompañamos en este dolor. Avemaría…

2° Dolor – La huida a Egipto, de María con Jesús y José. Madre, te acompañamos en este dolor. Avemaría…

3º Dolor – María y José pierden a Jesús en Jerusalén. Madre, te acompañamos en este dolor. Avemaría…

4° Dolor – María encuentra a Jesús con la Cruz a cuestas, camino del Calvario. Madre, te acompañamos en este dolor. Avemaría…

5° Dolor – María al pie de la Cruz, contempla y participa de la agonía y muerte de Jesús. Madre, te acompañamos en este dolor. Avemaría…

6° Dolor – La lanzada. María sostiene entre sus brazos el cuerpo de Jesús al bajarlo de la Cruz. Madre, te acompañamos en este dolor. Avemaría…

7° Dolor – El Entierro de Jesús y la soledad de María. Madre, te acompañamos en este dolor. Avemaría…

Oh, María Madre mía, me consagro a Tú dolorido Inmaculado y Maternal Corazón, con todas las familias y parroquias de todos los pueblos del mundo.

Ruega por mí y Reina en todo el mundo para que venga pronto el Reinado del Sagrado Corazón de Tu Hijo Jesús. Acoge compasiva este clamor universal que a Ti dirigimos, como la única tabla de salvación, en este naufragio mundial, salva al mundo y danos la paz.

Jesús, llévame a tu Madre para que en su corazón viva y muera de amor.