Había en la sinagoga un hombre que tenía un demonio inmundo, y se puso a gritar a voces: “¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios”. Jesús le intimó: “¡Cierra la boca y sal!”.

Padre Cano, m.C.R.

* ¡España evangelizadora de medio mundo!

* Si nadie hace lo que debería hacer, lo haré yo.

* No habléis más de la cuenta, no murmuremos. Nos purificaremos en el Purgatorio.

* Dicen que somos tontos los que creemos en Dios. No es extraño que lo digan porque viven como animalicos.

* Gloria a Dios en el Cielo y en la tierra también. Si los cielos proclaman la Gloria de Dios. Y en la tierra los hombres, mujeres, niños y niñas glorifican al Señor.

* Los que han perdido la fe buscan pretextos para justificarse; que si el Papa, la Iglesia, los ricos, la Inquisición. Recemos por ellos. Pidamos la intercesión de la Virgen María.

* Suele decirse que el matrimonio está en crisis. También el noviazgo. Lo lógico es que de un mal noviazgo salga un mal matrimonio. Y que de un buen noviazgo salga un buen matrimonio.