Padre Martínez m.C.R.

San Bonifacio de Maguncia - Obispo y Mártir* La multiculturidad moderna es la antigua Torre de Babel. Millones de personas amontonadas y nadie se entiende.

* No seamos tontorrones, a Dios no podemos engañarlo. La Iglesia y el mundo necesita santos. ¡Aquí estoy, señor, para hacer tu voluntad!

* A la oración no vamos sólo a aprender cosas, aunque aprendamos, vamos a “sentir y gustar de las cosas internamente” (San Ignacio).

* Los niños suelen decir la verdad espontáneamente. Los mayores, a veces disimulamos, para quedar bien con el prójimo. Nos olvidamos que quedamos mal ante Dios.

* Solemos distraernos en la oración: preocupaciones, recuerdos… atácalas con jaculatorias: ¡Jesús te quiero! ¡Madre mía ayúdame! ¡San José edúcame!