Isabel

Democracias demagógicas

San Efrén - Diácono y Doctor de la Iglesia“Quien habla de organización habla de oligarquía”, decía el propio Michels. Una poderosa razón por la que la democracia no puede ser tan igualitaria como prometen y pretenden la democracia “social”, la democracia “económica”, la “justicia social”, etc., fórmulas de la demagogia inherente a la revolución permanente cuyo deus ex machina es el Estado, el deus mortalis de Thomas Hobbes. El Estado, decía Nikolaus Koch, es “Una revolución permanente y explosiva”, intensificada en el caso del Estado Democrático. Como dijo Tácito “el poder (humano) no es estable cuando es ilimitado”. (Dalmacio Negro – RAZÓN ESPAÑOLA)

Profunda admiración

Ateniéndonos, pues, al aspecto histórico de la obra de Soloviev y juzgándolo a la luz de los acontecimientos posteriores, se impone la sensación de su fracaso. Al analizar, empero, su concepto de la Iglesia y su manera de fundamentarlo en el misterio mismo de la Trinidad, es imposible, ante tal derroche de poderío intelectual, no sentirnos presa de la más profunda admiración. (Osvaldo Lira – VERBO)

La mujer

Edith Stein

Aquí todavía se deben poner más exigencias en fuerza del amor que en la propia familia, si falta la unión natural, si el número de pacientes es muy grande, si son pacientes en su mayoría que por su disposición y situación presente repugnan más que atraen. Aquí se mostrará más claramente que en otra parte siempre de nuevo que el poder psíquico natural no basta para dichas obras, sino que se debe sacar del poder y del amor de Cristo. Y donde él está, uno no se detendrá siguiendo sólo su disposición natural de servir a la humanidad natural, sino que siempre trabajará por el fin sobrenatural para ganar estos hombres para Dios.

La tristeza del protestantismo

Por consiguiente, un mundo sagrado, un mundo santificado, un mundo transfigurado en Cristo es una imposibilidad dentro del luteranismo. Es probable que la tristeza del mundo protestante, su falta de alegría y espontaneidad, su temor frente a la belleza humana y natural, mane de esta negativa de la bondad de las cosas que el Dios bueno ha creado. (Frederick D. Wilhelmsen – VERBO)

  Montañas de escombros (54)

En octubre de 1995 muchos pueblos y ciudades del noroeste de México, ciudades turísticas, comprobaron cómo sus alegres músicas, sus cálidas noches tropicales destinadas al placer, se veían convertidas en montañas de escombros, llenas de cadáveres, debido a fuertes terremotos. (Jaime Solá Grané)

El Rosario y la paz del mundo

A los mismos pastorcitos, el 13 de mayo de 1917, la Virgen les habló de “sacrificios”, “sufrimientos”, “reparación de los pecados”, “conversión de los pecadores”, “blasfemias”, “ofensas”, y les enseñó que la oración diaria del Rosario llevaría a obtener “la paz para el mundo”, enseñanza reiterada en la aparición del 13 de julio siguiente: “Rezad el Rosario todos los días para alcanzar la paz del mundo y el fin de la guerra” (de la Primera Guerra Mundial). (Ricardo Dip – Verbo)

Amar más a Dios

Mas la verdadera educación se propone la formación de la persona humana en orden a su fin último y al bien de las sociedades, de las que el hombre es miembro y en cuyas responsabilidades tornará parte una vez llegado a la adolescencia… Declara igualmente el sagrado Concilio que los niños y los adolescentes tienen derecho a que se les estimule a apreciar con recta conciencia los valores morales y a prestarles su adhesión personal y también a que se les estimule a conocer y amar más a Dios… (Mn. José Ricart Torrens – CATECISMO SOCIAL)