Isabel

Dispuestos a sacrificarse

Santa Teresa Margarita (Redi) del Corazón de JesúsNuestra Señora, en efecto, se aparece a tres pastorcitos (Lucía, Jacinta y Francisco), a quienes pide oración y penitencia para la salvación de los pecadores: les pide estar dispuestos a sacrificarse a fin de que la Divina misericordia permita a muchos, que van por caminos de condenación, convertirse y así salvar sus almas. Les enseña también el infierno, el “lugar” de sufrimiento eterno en el que se expía la condena merecida. El infierno está lleno, señal de que el amor de Cristo ha sido deliberadamente rechazado por muchos, muchísimos; demostración, además, de que el alma existe y no se extingue en la nada con la muerte del cuerpo como erróneamente sostienen demasiados. (Danilo Castellano – VERBO)

Imperialismo del dinero

¿Capitalismo no es igual a propiedad privada? -Hay muchos equívocos en torno del concepto preciso del capitalismo. Si por capitalismo entendemos la propiedad privada legítimamente adquirida por el trabajo acumulado, la herencia, la compraventa, no habría cuestión. La propiedad privada adquirida honestamente es de derecho natural y es una injusticia suprimirla. Tampoco es condenable el capitalismo en cuanto supone la personalidad empresarial y el régimen de salario, aplicado con las exigencias que la justicia importa. (Mn. José Ricart Torrens – CATECISMO SOCIAL)

El anciano y el joven (66)

Es conocido el diálogo entre un viejo cristiano y un joven ateo. Dice burlón el joven: “¡Qué mal habrá pasado usted la vida temiendo condenarse en el infierno!” Responde triste el anciano: “¡Y qué mal lo ha de pasar usted si al morir comprueba que el infierno existe!”. (Jaime Solá Grané)

Ética protestante

Por eso, el espíritu calvinista siempre ha apoyado al espíritu liberal y el liberalismo siempre crea un ambiente amistoso al calvinismo en sus múltiples manifestaciones. Hacemos hincapié en esto: el liberalismo nunca habría sido posible sin su espíritu económico, el calvinismo. Aun cuando la religión calvinista en sus aspectos doctrinales perdió su eficacia, la ética calvinista (la llamada “ética protestante”) retenía su fuerza. (Frederick D. Wilhelmsen – VERBO)

La mujer

Edith Stein

Así es renuncia amorosa y es entrega a Dios que es amor y al mismo tiempo camino para la perfección del propio ser; esto representa la más elevada realización de todo el ideal femenino, de la naturaleza de la mujer; dicho con propiedad: la más alta realización de la naturaleza de la persona humana, que sólo desde la naturaleza específica de la mujer se realiza vivamente y se alcanza inmediatamente.

Corrupción moral

La corrupción legal es mucho más grave, mayor y más perniciosa que la ilegal, que puede ser meramente defensiva en muchos casos frente a la legal. Por ejemplo, frente a los intrínsecamente corruptos e intrincados sistemas fiscales legales, que se ingenian para explotar a los gobernados, convertirles en sospechosos permanentes de defraudar al fisco y atemorizarles. (Dalmacio Negro – RAZÓN ESPAÑOLA)

La oligarquía terrateniente

De todo lo que cedió la corona, nada volvió a su poder, y sí, año tras año, lo que había sido tierra monástica se fue convirtiendo más y más en propiedad absoluta de los grandes terratenientes. Quiso pues, el Estado suplir sin éxito el poder temporal de la Iglesia, y el resultado no fue otro que el acrecentamiento del dominio de la oligarquía terrateniente, fenómeno que ya no tendría vuelta atrás (Javier de Miguel – VERBO)