Pablo

La presencia de María

San Lorenzo JustinianoEs necesario entregarse a Dios sin reservas, cueste lo que costare, aun en medio de dificultades, de oscuridades, de hastío, de contrariedades, de tentaciones de toda clase. Esa entrega total de sí mismo comprende una parte positiva, que consiste en hacer la voluntad de Dios, en cuanto es conocida, sin preguntarse si es o no obligatoria. El amor la ejecuta por mucho que le pueda costar. (P. Ramón Olmos mCR. – AVE MARÍA)

La creatividad

Hay un recurso que suele tener éxito cuando una hija/hijo abandona un libro porque le resulta pesado o aburrido. El recurso consiste en tomar nosotros el libro al día siguiente y hacer con él una lectura dramatizada poniendo voces y haciendo gestos: ese demorarse dibujando una expresión en el rostro, poner el tono y timbre de voz que mejor se ajuste al párrafo que se está leyendo… Afirmo que siempre tiene un resultado positivo asombroso. (Mikel Pando – EL PAN DE LOS POBRES)

Pudor y castidad  (94)

La virginidad no es un sacramento, mientras que el matrimonio lo es. La razón es clara. El matrimonio es sacramento porque es signo de la unión de Cristo con la Iglesia. La virginidad en cambio es esa misma realidad significada: es unión inmediata con Cristo Esposo, y por eso no tiene condición sacramental. Cuando en el Cielo cesen los sacramentos, cesa el matrimonio (Mt 22, 30), pero no cesa la virginidad, que permanece inalterada. De ahí que los Padres suelen dar a la vida celestial el nombre de vida angélica. (José María Iraburu)

El padre Solá habla del demonio (10)

Si Adán y Eva no hubiesen pecado, si no hubiera existido el pecado original, lo que hubiera ocurrido sería simplemente que cada uno quedaría libre -porque Dios nos ha hecho libres a cada uno de nosotros- de corresponder a su gracia o rechazar su gracia. De modo que podría haber también entonces gente mala que empezase -no redundaría en toda la sociedad, pero sí que habría esto- y por de pronto no tendríamos las grandes ayudas de la gracia que tenemos por Jesucristo. De manera que si miramos el mal que Dios ha permitido, miremos también el bien que nos ha dado. Y no echemos la culpa ni a Dios ni al diablo que también la tenemos nosotros mismos por no hacerle caso y rechazarle a él. Y con esto entramos ya de lleno en la acción seria del diablo. El diablo actúa de varias maneras. (P. Francisco de Paula Solá S.J.)

Colegios neoparadigmáticos

Ahora ya no hace falta confesarse ni cumplir los mandamientos ni ir a misa ni nada de todo eso. Esto está anticuado. No es nada moderno. Antes era pecado divorciarse, pero ahora se divorcia todo el mundo y ya ha dejado de ser pecado. Lo importante es el compromiso social, el voluntariado, el comercio justo y la opción preferencial (política) por los pobres. Y así de los colegios neoparadigmáticos salen generaciones enteras de militantes comunistas, dispuestos a cambiar el mundo por la vía revolucionaria. Pero creyentes católicos, ni uno. Bueno… Tal vez salgan uno o dos que tienen padres católicos y los educan como Dios manda. (Pedro L. Llera – INFOCATÓLICA)

La revolución anticristiana

Recemos para que ese trágico hecho no signifique el inicio del hundimiento de Europa. Frente a esa revolución, que idolatra el dinero y desprecia al hombre, tenemos que mantener nuestra Fe, nuestra Esperanza y nuestra Caridad; que su odio no destruya nuestro amor y nuestra Iglesia, que es lo único que prevalecerá hasta el fin de los tiempos. (Carlos González Flórez – EL PAN DE LOS POBRES)

Doña Isabel, Reina Católica canonizable

La Reina Isabel la Católica fue una santa. En el V Centenario de su muerte, en 2004, la Comisión “Isabel la Católica”, establecida en Valladolid, hizo llegar a San Juan Pablo II, procedentes de España y de Hispanoamérica, 105.600 cartas favorables a la Causa de Beatificación de la Reina Isabel la Católica, ya iniciada en 1958. La Congregación de los Santos aprobó en 1974 la Positio super scriptis. Pero la Causa quedó paralizada después, frenada por ignorancias y prejuicios de carácter político. En 1990 se editó en Valladolid la Positio historica de la Reina, como fruto de un vasto estudio de más de 100.000 documentos de los principales archivos españoles e iberoamericanos. En 1999 dos tercios de los Obispos españoles votaron a favor de “solicitar al Santo Padre la prosecución del proceso de beatificación y canonización de la Reina Isabel I de Castilla y León”, promotora principal de la civilización y evangelización de América. (Luis Santamaría)